MMMM, BATIDOS DE FRUTA

Imagen de fruit, food, and healthy
¡Hola chicos! Bienvenidos otro día más al blog. Antes que nada: ¡el blog ya tiene Instagram! Así que ya sabes: no te olvides de seguirme (también tengo Twitter). ¡Os estaré esperando!

Hoy os quiero hablar de una variedad de comida tan esencial en nuestra dieta como es la fruta. "Fruta" es un término que recoge una gran variedad de alimentos naturales que están buenísimos. Esta nos aporta una gran variedad de cosas buenas: vitaminas (B, C, provitamina A,nutrientes de acción antioxidante y betacoreno), minerales, fibra, agua y fitoquímicos (lo que les da su color), entre otras cosas.Y así, perdiéndonos entre estos tecnicismos, nos aseguramos de que la fruta es muy beneficiosa para nuestra salud. Por ello, según los expertos, debemos comer 5 piezas de fruta al día, pero siendo sinceros, eso es bastante difícil de cumplir. 

Imagen de delicious, fresh, and FRUiTSCuando era pequeña odiaba comer fruta, y me solían dar purés de esta que estaban horribles. Y esto se fue alargando a lo largo de mi vida, teniendo como enemigas a las frutas y verduras. Por ello, no fue hasta que tuve que ponerme a dieta que comprendí que la fruta y la verdura son algo maravilloso. Hay tantas variedades de comerla y tantas frutas distintas que me han terminado gustando. Aunque volviendo a lo de no poder comer 5 frutas diarias (en plan físico, porque a mí por ejemplo me cuesta una vida comer una manzana porque soy muy lenta masticándola) como dicen los expertos, se puede de una manera genial: LOS BATIDOS.

Las frutas contienen, aparte de todas las cosas nombradas anteriormente, azúcar natural. Y entre ellas hay muchos sabores distintos, que al mezclar, conseguimos unificar en una mezcla propia de la Ambrosía de los dioses griegos.

Uno de mis batidos favoritos es el de plátano. Lo único que necesitas es:
  • Un plátano (si está un poquito pasado mejor).
  • Leche (da igual el tipo).
  • Una cucharita.
  • Azúcar (opcional).
  • Una batidora.
  • Un vaso grande y amplio donde entre la batidora.
Y ahora, lo que tienes que hacer es lo siguiente:
  1. Pela el plátano.
  2. Córtalo en trozos (no muy pequeños porque sino te quedaran grumos, y no queremos eso).
  3. Échalo en el vaso.
  4. Añade al vaso la leche hasta que cubra el doble del plátano, y una cucharadita de azúcar si lo crees necesario.
  5. Bátelo todo con cuidado de no mancharte (si eres pequeño, pide ayuda a un adulto).
  6. Para finalizar, sírvelo en un vaso acorde a la cantidad que hayas hecho, ¡y listo!
Imagen de colorful, red, and summerDios, este batido está riquísimo, pero hay que tener cuidado porque engorda mucho. De hecho, el plátano es una fruta que recomiendan comer 1 o 2 veces a la semana únicamente. Y también debéis tener en cuenta que es para beber en el momento, o se corta la leche.

Ahora, os traigo otro batido: leche con fresas. Este también está muy muy bueno. Lo que necesitarás es:
  • Bastantes fresas.
  • Leche (da igual el tipo).
  • Azúcar.
  • Un vaso grande donde guardarlo.
  • Una cuchara.
  • Un cuchillo.
Y ahora vamos con la preparación, que es bastante sencilla (si eres un niño, pide ayuda a un adulto a la hora de cortar):
  1. Quita las hojas a las fresas, córtales la parte de arriba (donde estaban las hojas), y lávalas.
  2. Corta en cachos finos (pero que se vean) las fresas y añádelas al vaso.
  3. Añade bastante leche al vaso, de forma que sea el doble o un poco más del doble de las fresas ya cortadas.
  4. Añade una cuchara de azúcar al vaso.
  5. Remuévelo todo bien.
  6. Guárdalo en la nevera (no en el congelador, puesto que queremos un batido, no un helado) durante 1 día.
  7. Al día siguiente, sácalo de la nevera y ¡ya está listo para tomar! La leche habrá cogido el sabor de las fresas y estará dulce por el azúcar.
NOTAS: si prefieres que no tenga los trozos, pásalo por la batidora, pero está mucho mejor con los tropezones // este batido no dura muchos días en la nevera, ya que se pone mala la leche.

Y por último, un batido no pre-definido. Y os preguntaréis que qué es eso. Bueno, a mí me gusta mucho guarrear en la cocina. De hecho, algunas de las cosas que cocino actualmente y que me encantan son recetas que descubrí guarreando. Por ello, sin duda alguna, los mejores batidos son aquellos en los que añades las frutas que pillas por la nevera y las pasas por la batidora (sin añadirle azúcar), ¡y listo! Pruébalo. Seguramente alguna vez te salga algo raro, pero están muy muy buenos. Ten en cuenta cuando realices esto que muchas frutas no pegan entre sí por el sabor tan fuerte que presentan o porque dejan muchos grumos (como la mandarina. No uséis mandarinas por nada del mundo).

Espero que os haya gustado el post de hoy. Recordad que si hacéis algún batido, me gustaría que me comentaseis lo que os ha parecido, o que me etiquetéis en Instagram con una foto del batido. ¡Muchos besos! A pasar un buen día.

POR CIERTO, SABED QUE ES EL TRIPLE DE MEJOR COMER Y BEBER FRUTA FRESCA QUE LA ARTIFICIAL DE ZUMOS COMO LOS DE DON SIMÓN. LAS BEBIDAS REALIZADAS CON AZÚCARES Y POLVOS LO ÚNICO QUE HACEN ES MAL A LA SALUD. ¡SIEMPRE NATURAL!


Te gustará también

0 comentarios

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!