GALLETAS DE MANTEQUILLA ¡Y SIN HUEVO!

¡Hola chicos! Si hay algo que me guste hacer en Navidad y que casi nunca falla, ¡es hacer galletas! Desde que era pequeña, se me ha "prohibido" comer muchos bollos o cosas de repostería porque estos llevaban cosas que me daban alergia y que me impedían comerlas. Pero no fue hasta que mi madre se compró la famosa máquina de cocina Thermomix que descubrimos esta receta de galletas de mantequilla.

El proceso para hacerlas es muy sencillo, y los ingredientes los puedes encontrar perfectamente en casa. Pero no es solo eso, ¡es que están buenísimas! Además os recomiendo que, si tenéis la posibilidad, la hagáis con algún niño pequeño, ya que vais a disfrutar mucho. Con esta receta salen, aproximadamente, y según el libro de la Thermomix, 30 o 35 galletas, pero a mí me salieron como 60 porque usé muchos moldes distintos. Y ahora, ¡vamos con los ingredientes!

NOTA: Esto lo explico según lo hice con la Thermomix. Imagino que se podrá hacer el mismo procedimiento con una batidora de repostería para mezclar todos los ingredientes, pero no lo aseguro.

  • 300 gramos de harina (yo usé de repostería) - para las galletas.
  • 130 gramos de mantequilla.
  • 70 gramos de agua.
  • Una pizca de sal.
  • 50 gramos de azúcar (normal).
  • 1 cucharadita de levadura Royal.
  • Un bol.
  • Papel film o un paño de cocina (seco).
  • Moldes de galletas diferentes.
  • Una bandeja de horno.
  • Horno.
  • Harina extra (de la que usaste para hacer las galletas // Será usada para que la masa no se nos pegue al rodillo, ni a las manos, ni a la bandeja de horno).
  • 2 papeles de hornear.
  • La Thermomix o la batidora de repostería.

  1. CON THERMOMIX: Abrimos la Thermomix, y vamos añadiendo los 6 primeros ingredientes que necesitamos para las galletas en el orden que aparecen. // CON LA BATIDORA DE REPOSTERÍA: Cogemos el bol y añadimos los 6 primeros ingredientes en el orden que aparecen.
  2. CON THERMOMIX: Cuando todos los ingredientes estén añadidos, programa la Thermomix 20 segundos a Velocidad 6. Cuando termine, retira la masa y ponla en el bol. // CON LA BATIDORA: nunca he tenido una batidora de este tipo, por lo que aquellos que lo quieran hacer de este modo deberán hacer lo mismo con una velocidad de 6/9, y luego dejarlo en el bol.
  3. Tapar el bol con la masa dentro con el papel film o el paño de cocina (debe quedar muy tapado, sin agujeros). Dejadlo reposar media hora en la cocina (si está templada, no caliente ni fría).
  4. Cuando haya pasado este tiempo, quitamos lo que hayamos usado para tapar la masa del bol.
  5. Cogemos los dos papeles de hornear, el bol con la masa, la harina extra, la bandeja del horno y los moldes de las galletas y los ponemos en una mesa grande o cualquier superficie plana (si le ponemos un mantel a la mesa, mejor, porque vamos a manchar bastante // preferiblemente hacer en una mesa grande).
  6. Precalentamos el horno programándolo a 180ºC.
  7. IMPORTANTE: no toquéis la masa con las manos mojadas, porque la masa se deshará, ni tampoco sin mojar las manos en harina antes de coger la masa, o se nos pegará en las manos. // Tomamos la masa con las manos previamente manchadas con harina, y echamos también harina en la masa. Mezclamos la masa bien con las manos hasta conseguir una bola, y luego cogemos un cuarto de la masa.
  8. Ponemos ese cuarto de la masa encima del papel de hornear (pon harina primero encima del papel), y luego ponemos el otro papel de hornear encima de la masa.
  9. Con el rodillo debemos aplanar la masa, hasta que consigamos que tenga 1 o 2 cm de grosor (lo verás cuando no esté ni fino que se transparente, ni demasiado gordo. Esto es IMPORTANTE). Recuerda que debe estar más o menos toda la masa del mismo grosor, o te saldrán unas galletas monstruosas.
  10. Retira el papel de hornear de arriba, y ahora ¡toca hacer las galletas! Para ello, debes de coger los moldes y meterlos en harina antes de clavarlos en la masa. Ve aprovechando el espacio de la masa (así terminarás antes).
  11. Cuando ya no te quede espacio en la masa donde clavar los moldes de galletas, retira la masa sobrante y haz una bola con ella, la cual mezclarás con la bola que teníamos reservando.
  12. Pon harina en la bandeja de horno, y luego las galletas que ya tenemos hechas. Y después, con cuidado de no quemarnos, metemos las galletas en el horno durante 10-12 minutos hasta que veamos que están doraditas-marrones.
  13. Saca la bandeja del horno, sin apagarlo, y deja que se enfríen las galletas, para después guardarlas donde quieras.
  14. Repite el procedimiento hasta que se termine la masa, ¡y listo!

¡Y eso es todo! Espero que os gusten, ¡y recordad que si las hacéis me gustaría verlas o que me comentaséis que os parecieron! Nos vemos luego con la segunda parte de: la Navidad por el mundo¡Un beso!

POR CIERTO: ¡FELIZ NAVIDAD Y FELICES FIESTAS A TODOS!

Te gustará también

2 comentarios

  1. Me apunto la receta, tiene una pinta genial. Desde que me he "casado" me encanta probar recetas nuevas.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tamara!

      No sólo tienen un sabor genial. ¡Es que saben aún mejor! De verdad, súper recomendada esta receta.

      ¡Un beso!

      Eliminar

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!