ME PERSIGUEN LOS EXÁMENES

Imagen de hard work, collage life, and student life
¡Hola chicos! He vuelto al blog. Y siento mucho no haber podido subir estos días posts al blog, pero como ya os expliqué en Twitter (aquí) y varios días atrás en posts, he estado hasta las trancas de exámenes. De hecho, he tenido 7 exámenes seguidos en 3 días, con más de 100 páginas en algunos de ellos (3 de ellos). Y bueno, he terminado agotada, durmiendo cada día 3 horas o menos, de lo que me arrepiento mucho y es algo que nunca recomendaré a nadie. 

Es posible que este post no os interese, pero necesito hacerlo. Es una reflexión sobre esta semana tan mala que llevo, el estrés que me están causando los exámenes, y encima tan juntos y con tanta información a meterme en la cabeza en tan poco tiempo.

Imagen de exam and studyComo os he ido comentando desde que comenzó el blog, estoy en el último curso de estudios en el instituto, que es 2º de bachillerato. Estoy estudiando letras puras, por mi amor a las lenguas. Pero siento que, aunque acabe de empezar el curso, se me está haciendo más cuesta arriba de lo que esperaba. Aún recuerdo cuando de pequeña me ponían dos exámenes pequeños de ciencias naturales e inglés en un mismo día y me ponía histérica por tener que estudiar dos exámenes... Qué tiempos aquellos. Porque ahora tengo 2 exámenes semana sí, semana también. O más, como ha pasado esta. Y con temas muchísimo más extensos de lo que me esperaba, que aún siendo "pocos" (2 o 3, y a veces 5), cada uno de ellos tiene como más de 20 páginas con letras pequeñas, preparadas para ser resumido cada tema en una cara y media de folio, todas ellas gritando: "¡memorizame!" Porque, para aquellos que no lo sepan, el Gobierno español tan solo nos permite tener 3 folios en las pruebas de acceso a la Universidad por asignatura, y por ello debemos aprender a utilizar bien esos 3 folios repartiendo bien la información, sin pasarnos, con unos márgenes perfectos y una letra clara, o no te lo corrigen ni siquiera.

Y siento mucha presión sobre mis hombros. Porque en mi insituto tienen una manera especial de evaluar, que es que tenemos unos criterios que abarcan un tema concreto a evaluar, y dentro de ese criterio hay indicadores, y hay desde suficiencia hasta sobresaliente. En los exámenes solo hacemos los indicadores de suficiencia, y si me queda alguno, me queda todo el criterio entero y ya tendría el X por ciento menos que costase entero el criterio, porque al suspender un solo indicador, me cargo el criterio entero. No sé si me he explicado. El caso está en que todos mis exámenes son vitales para poder aprobar, y que para poder sacar una nota alta me debo dejar ahí los ojos porque todo es importante, y para sacar nota alta necesito realizar una serie de trabajos concretos. Aunque esto no me pasa en todas las asignaturas, porque algunos profesores prefieren evaluarme como se ha hecho toda la vida, pero bueno.
Lo bueno de este sistema de evaluación es que, en caso de que me quede algo en las asignaturas que sí me evalúan por este método, es que iría a recuperar lo que me quedara únicamente, y no toda la asignatura entera.

Imagen de cartoon, courage, and dogPero yo ahora mismo me encuentro agotada. Me pican los ojos, y tengo que forzar ligeramente la vista para poder ver bien. Al andar noto pesadez en las piernas... Es horrible. Y eso que no tomo café, porque el año pasado aprendí que la cafeína no me viene nada bien. Pero sí tomo té verde, el cual contiene teína, pero es menos fuerte, por lo que me mantiene despierta, pero si quiero dormir, duermo, no como me pasa con el café.

Fue por esto que ayer necesitaba descansar y no pude subir post. Y lo siento, pero de verdad que me encontraba mal... Y si hubiese subido algún post, hubiera sido una auténtica basura, por lo que preferí descansar bien y subir ya posts hoy.

Todavía me quedan dos exámenes más, siendo uno de ellos en realidad dos, porque mi profesor de literatura es "brillante" y tuvo la gran idea de mandarnos leer Hamlet en una semana para poder examinarnos un día antes de darme las vacaciones. El otro es de historia, que lo tengo este lunes, y a saber qué seré capaz de hacer...

No me quiero ni imaginar cómo estaré a finales del curso, porque me han dicho que el primer trimestre es el más sencillito y el más bajo, por lo que me veo en el tercero arrastrándome por el suelo y llorando. Ay, qué pena. Jajaja. No me queda otra cosa que reír, porque como llore, monto aquí un diluvio.

Lo único que me ha quedado claro de esta experiencia es que necesito un buen calendario y un plan de estudios para organizarme bien, porque no puedo seguir así.

Y bueno, ¡este no es el único post de hoy! Nos vemos a la hora de siempre del segundo post. ¡Un beso! 

Te gustará también

2 comentarios

  1. ¡Hola!

    Realmente estar en segundo de bachiller es mucha presión, sobre todo en épocas de exámenes, hay veces que es horrible. Yo estoy en ciencias y la verdad es que aunque a veces tengo algo de estrés encima, no me ha pasado lo mismo que a ti ni de palo, pero vamos, que tiene que ser horrible y lo comprendo.
    Ahora ya estoy un poco más desahogada, pero he tenido un par de semanas con un montón de exámenes y buf...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Irene!

      Anda, qué casualidad. Sí, y encima han sido en plan algunos de ellos dobles, y por eso los cuento como más. No sé, pero ojalá que no te toque nunca eso. Cuando tengamos que hacer la PAU (aquí se llama PAEG), escribiremos con sangre y nos dormiremos a mitad del examen a este paso. Jajaja. ¡Mucha suerte y ánimo! Ya queda poco para las vacaciones...

      ¡Un beso y gracias!

      Eliminar

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!