QUEDAOS EN LA TRINCHERA Y LUEGO CORRED

¡Hola chicos! Hoy quería recomendaros un libro que me leí hace unos años y que, a pesar de ser un libro duro, me parece que es bonito para leerlo en Navidad.

Y como siempre, antes de nada, ¡vamos con su sinopsis!
El 28 de julio de 1914 Alfie Summerfield cumplía cinco años. Ese mismo día estallaba la Primera Guerra Mundial.
Han pasado cuatro años, y Alfie conoce todos los sinsabores de esta guerra interminable: vecinos que desaparecen, la tristeza y el cansancio reflejados en el rostro de su madre, los periódicos dando cuenta diaria de los fallecidos en la contienda...; pero, sobre todo, la angustia, la terrible angustia por no tener noticias de su padre. Al principio, llegaban animadas cartas desde el frente que, con el tiempo, fueron volviéndose inquietantemente sombrías y torturadas. Desde hace un año y medio, ni una sola línea.
Por eso el día que Alfie descubra de una forma absolutamente casual dónde está su padre, decidirá ir a buscarlo, cueste lo que cueste...


Seguramente os suene John Boyne, el autor de esta historia, ya que también escribió obras tan conocidas como El increíble caso de Bernaby Brocket o El niño del pijama de rayas. Y siguiendo un poco el modelo del segundo libro, Boyne nos cuenta cómo un niño es obligado a madurar demasiado rápido con tan solo 5 años sin su padre, y con una madre que se pasa todo el día intentando parecer feliz para no preocuparle, pero que en realidad se pasa trabajando muchísimas horas y que tiene una depresión enorme. Su vida pega un giro completo cuando comienza, el mismo día de su cumpleaños, la Primera Guerra Mundial, y cuando su padre decide marcharse a luchar a la Gran Guerra de parte de Gran Bretaña.

El niño presenta una madurez increíble según va evolucionando la historia, y me gusta mucho el ingenio que tiene para poder salirse con la suya. Además, me sorprende porque es muy inteligente. Aunque sea muy infantil, pero está justificado ya que el niño sólo tiene 5 años.

Otra de las cosas que me gustó de este libro es que es corto, y encima, está escrito de forma que te engancha y no puedes soltarlo hasta que lo terminas. Y muchas veces me entraron ganas de llorar. 

Pero no sólo me atrae esto del libro, sino que la historia está muy bien construida, y todo lo que ocurre tiene un por qué y una importancia en la obra, y, a su vez, se nota que Boyne intenta hacer una crítica a los diferentes tipos de personas que vivieron en esta época.

Lo que no me gustó mucho fue el final de la historia, ya que parece creado para contentar un poco al público, pero más o menos el autor sabe arreglarlo y darle un punto para que funcione (aunque no me termine de gustar).

Y vosotros, ¿habéis leído este libro? Si es así, ¿te gustó? ¡No olvides dejármelo en los comentarios! ¡Un beso!

Te gustará también

2 comentarios

  1. Le tengo unas ganas enormes a este libro, a ver si puedo hacerme con él.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tamara!

      Es un libro muy cortito, que se lee enseguida. ¡Perfecto para estas Navidades!

      ¡Un beso!

      Eliminar

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!