UNA CARTA Y UN PREMIO POR NAVIDAD

¡Hola chicos! Hoy estoy especialmente emocionada, ya que he sido nominada y premiada con el Liebster award gracias a la maravillosa Tamara López, más conocida como Chica Sombra. Esta tiene un blog que comparte con Vicente, su fotógrafo, y que lleva por nombre el mismo que el "personaje" de Tamara: Chica Sombra.

Por lo poquito que sé, este premio se da entre las personas que los reciben a otros blogs pequeños para poder, así, dar a conocer a los demás y que de esta forma crezcan. Por ello, me emociona mucho poder promocionar blogs que no solo me encantan, sino que creo que deberían de tener muchos más seguidores de los que tienen. Pero el premio lleva consigo una serie de preguntas a contestar, y que luego los blogs nominados y ganadores deben de contestar también, haciendo nuevamente preguntas distintas a otros blogs que mis blogs nominados nominen, valga la redundancia.  ¡Aunque no será hasta el final de este post que podréis ver esas preguntas y mis nominados!

La pregunta que me realizó Tamara fue la siguiente: di 11 cosas que te gustaría hacer en Navidad; pero, como soy así, no las enunciaré (y perdóname Tamara), sino que he escrito una especie de carta donde acojo esta pregunta tan completa. ¡Espero que os guste!


No está nevando, pero me gustaría que lo hiciera. Hace muchos años que en este pequeño pueblo no nieva, por lo que creo que la televisión me engaña cada año cuando la enciendo y me pongo a ver esas películas navideñas donde todo es perfecto, excepto porque alguien ha robado la Navidad o porque Santa Claus es un vago que no quiere repartir los regalos. Aún recuerdo cuando sí que nevaba. Cuando debía llevar un abrigo que me tapara hasta la nariz, por debajo de los ojos, con una botas que me quedaban gigantescas y unos guantes que me costaban tanto ponerme o mantenerlos en mis manos, que era como si no llevase nada. Cómo anulaban las clases incluso yendo al colegio y nos sacaban al patio para jugar con la nieve, formando estructuras que pretendían ser muñecos de nieve o defensas contra esos compañeros de clase que te tiraban bolas de nieve. Pero la Navidad no es nieve. La Navidad conlleva muchas cosas que dejamos atrás sin darnos cuenta hasta que uno, sin quererlo y siendo demasiado tarde, abre los ojos y se arrepiente de haber dejado atrás ese espíritu navideño que tanta ilusión nos hacía de pequeños. 

Ojalá volviera. Porque la Navidad para mí dejó hace tiempo de ser lo que era. Ya no pongo el árbol de Navidad, ni los adornos, ni enrollo las barandillas de las largas escaleras de mi casa con ese espumillón verde con aquellas flores de Pascua que pretendían ser reales, porque no puedo. Ya no corro tras la ahora cutre, y antes magnífica y enorme carroza de los Reyes Magos para ser la primera y coger todos los caramelos que pudiera para llevármelos a casa y presumir ante mis amigos que era la mejor; ni siquiera presto atención a los tan apreciados regalos de Navidad. La ilusión, el nerviosismo, la alegría y el insomnio con el que me escondía por mi casa deseosa de ver a los camellos beberse los cubos de agua que les dejábamos, y a los Reyes Magos dejar sus regalos bajo el árbol, hasta las 5 de la mañana despierta y desesperada, se perdió cuando comencé a "madurar". Tampoco se guarda esa ilusión cuando se abren los regalos, llenos de emoción aún sabiendo lo que te estaban regalando por el simple hecho de que te lo habían traído unos seres mágicos.
Pero sí que mantengo una tradición que ojalá nunca se termine, y es compartir mis fiestas con mis seres queridos, pero sobretodo con mi familia. Cada año, y sin fallar alguno, nos reunimos cada Nochebuena, el día de Navidad, en la víspera de Año Nuevo, Año Nuevo y el día de los Reyes Magos para preparar, entre todos, una celebración en la que, por encima de los adornos, de las carrozas y demás cosas, brilla la unión familiar. Ver cómo los diferentes miembros de mi familia viven la Navidad: mis primos pequeños la viven como la vivía yo; mis tías y mi madre desesperadas porque todo esté bien; mis tíos y mi padre hablando de Fórmula 1, fútbol, o cualquier otra materia que les parezca más interesante que hablar de la Navidad; mis primos más mayores y mi hermana hablan sobre que se aburren y que quieren irse de fiesta; a mí me toca siempre hacer de niñera de mis primos pequeños (y yo encantada); y mi abuela era una gran aficionada a ver y seguir ansiosa y como una verdadera fan la lotería de Navidad y la del Niño. Pero este año, ella, mi Canción (de ahí parte del nombre del blog), el pilar fundamental de toda la familia, pero sobretodo mío, se fue. Se fue para no volver por una enfermedad de mierda, y por ello siento que esta Navidad está vacía. Este año está vacío desde que se fue. 

Y más que volver a poner los adornos de Navidad, que nevase, que volver a convertirme en esa niña llena de ilusiones y con la única visión en esos momentos de parecer buena y recibir los regalos que de verdad quería, o que correr tras la carroza de los Reyes Magos, por encima de todo esto, me gustaría volver a ver a mi abuela, y celebrar en condiciones la última cena de Navidad con mi familia y con mi abuela de nuevo como Dios manda. Porque para mí, lo que he aprendido y que de verdad aprecio y me gusta es celebrar la Navidad y juntarme con mi familia compartiendo esta nueva ilusión por la Navidad como siempre hemos hecho.
Sé que no es lo que me pedías exactamente, pero más o menos se ve lo que me gustaba hacer de pequeña en Navidad, lo que me gusta actualmente, y lo que de verdad he aprendido a lo largo de los años. Necesitaba escribirlo de esta manera, no sólo para contestarte, sino como una forma de desahogo. 

De nuevo, vuelvo a agradecerte, Tamara, por haberme nominado y haberme otorgado este premio, ya que aún siendo un "mini" blog, me alegra mucho, no solo porque veo que una gran bloggera como eres tú me acoge de una manera tan buena, sino porque voy a poder ayudar a otros blogs. Pero, ¿y qué blogs nomino? ¡Mis nominados al premio Liebster Award son...!



Y aunque no sé si puedo hacerlo, te nomino de vuelta, Chica Sombra, porque me parece que tienes un blog muy trabajado, con unos contenidos muy interesantes, ¡y las entrevistas a personajes famosos son de lo mejorcito! Pocos blogs he visto yo que entrevisten a gente como a Sergio.

¡Felicidades a los afortunados! Siento que sean pocos, y me parece que deben de ser como mínimo 11, pero de momento he nominado a blogs que me gustan mucho y que leo a menudo, ya que su contenido es interesante, ¡y porque creo que se lo merecen!

Ahora bien, como ya he dicho anteriormente, deberéis responder a una serie de preguntas, que son:

  1. Destaca 3 aspectos (positivos) por los que crees que la gente debe leer tu blog.
  2.  ¿Cómo eras de pequeñx? ¿Traviesx, tranquilx,...?
  3. Nombra como mínimo 3 cosas imperdonables que te guste comer pero que sabes que no deberías comer (todos tenemos algo).
  4. Si pudieras cambiar una única cosa que te parezca injusta o mal, ¿cuál sería? ¿Por qué?
  5. ¿Qué libro, serie de televisión o película, canal de YouTube y canción recomendarías sin duda alguna?
  6. Cuenta alguna experiencia que te haya causado mucha vergüenza (no eres una excepción, ya que todos hemos pasado por una, y de esas lo único que queda es aprender y reírse, así que no tengas miedo a la hora de contestar).
  7. Di algo que te hubiera gustado hacer en su momento, pero que ya no puedes hacer.
  8. ¿Te gusta viajar? Si es así, ¿a qué lugares del mundo te gustaría ir?

¡Y eso es todo por hoy! Espero que os haya gustado la carta, y también espero las respuestas a mis preguntas de mis nominados y ganadores. ¡Un beso!


Te gustará también

5 comentarios

  1. Hola preciosa.
    No sabes lo contenta que estoy de que no me hayas hecho caso, ¡me ha encantado tu maravillosa carta! Es muy emotiva y bonita y te deseo unas felices Navidades aunque sea con la sentida ausencia de la yaya. Te mereces todos los premios del mundo.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tamara!

      Muchísimas gracias por el premio, nuevamente (soy pesada, lo sé, jajaja). Me alegro que te haya gustado, pero es que también necesitaba hacerla. Necesitaba soltar toda esa retahíla, jajaja.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Hola, Bea! Preciosa, tu entrada. Tan tierna y desgarradora al mismo tiempo, refleja lo que muchos viven en estas fiestas, la ausencia de los seres queridos. Realmente escribes con gran sentimiengo.

    Muchas gracias por la nominación,estoy deseando escribir la entrada.

    Te envío un beso enooorme, y te pido disculpas. No sé lo que sucede en mi blog perlestoy teniendo problemas para contestar a los mensajes!!

    En fin,gracias por la nominación y gracias por tus letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Elvira!

      Me alegro mucho de que te guste la entrada y la carta, y no me tienes que agradecer el premio, porque te lo mereces sin duda alguna. Me encantan tus contenidos porque se salen de lo común, y porque me parecen muy interesantes. Ojalá tuvieras más subscriptores, porque te lo mereces.

      ¡Un beso, felices fiestas y Año Nuevo!

      Eliminar
  3. Hola, muchas gracias por nominarme. Casi no encuentro la entrada XD Pero la encontré y me alegra porque me gustan mucho tus preguntas espero poder hacer la entrada pronto, porque lo que me preguntas es bastante diferente a lo que me suelen preguntar.

    Saludos

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!