NO ME CHISTES, QUE NO SOY UN PERRO

¡Hola chicos! Como todos los lunes, hoy os traigo un nuevo 404CNF sobre una cosa que me molesta y que me ocurrió el otro día con mi hermana pequeña, y no estoy hablando de otra cosa que de ligar.

Pero como siempre, ¡vamos con la resolución de la encuesta del último 404CNF! La pregunta era: "¿qué opinas de la transexualidad?". Y todos habéis contestado ¡que la aceptáis! Muchas gracias a todos los que habéis votado en la encuesta.

Y ahora sí que sí, vayamos al tema. Resulta que el otro día, yendo de compras por el famoso y tan visitado centro de Madrid con mi hermana pequeña, más pérdidas que otra cosa, cuando de repente escuchamos que alguien nos estaba chistando. Pero no era alguien, ¡sino un grupo de tíos que no paraban de guiñarnos el ojo y gritar "eh, guapas"! Lo primero en lo que pensé fue en coger a mi hermana y llevármela corriendo de allí, y más tarde, asco. Porque no está de más que te piropeen, pues te sube la autoestima, y si ligas mejor que mejor. Pero yo que soy una chica que vive en un pueblo desde que nació, sabe que lo de chistar sirve para llamar la atención de los animales, no de las personas. Es por esto que minutos más tarde, después de haber perdido de vista a estos seres, me di cuenta de la estupidez humana a la hora de ligar.

Yo no soy una persona que ligue mucho. De hecho, no me va el rollo que hay en la actualidad de liarse con todo el mundo y mantener relaciones sexuales sin compromiso. Probablemente porque no me llame la atención o porque prefiero las relaciones serias, y sé que cada persona es libre de hacer lo que quiera, pero a mí no me llama. A lo mejor si lo probase me gustaría, pero de momento estoy bien como estoy.

Sin embargo, no vengo a hablar de eso, sino de la poca desenvoltura de los hombres y de muchas mujeres a la hora de comunicarnos con otra persona que nos atrae.



Os pondré el ejemplo de un vecino: yo soy una adolescente de 17 años (dentro de poquísimo, 18) que tiene una delantera importante, y que a decir verdad, a veces no me gustan y otras me encanta que sea así, y mi vecino es un tío pervertido de unos 40 años que sigue soltero y que vive con su padre anciano. Total, yo tengo que ayudar a mi padre en su negocio de vez en cuando, y este señor siempre que viene a este y estoy yo atendiéndole, me mira fijamente nada más entrar a la delantera, sin decir ni "hola". ¡Pero es que encima se tira todo el rato hasta que se va obsesionado mirando! Hasta que un día me harté y le dije a mi padre, con este individuo delante, que si tenía los ojos en la cara, porque parecía que había gente que no se daba cuenta. Mi padre me regañó más tarde, pero me da igual. 

Y esto es algo que me ha sucedido a menudo con varios chicos, siendo la mar de molesto. Porque no es malo mirar un poco de forma disimulada, pero no que no te miren ni a los ojos. ¡Y muchas de las veces que pasa esto es que llevo sudaderas! La verdad es que es un comportamiento asqueroso. 

Luego están esos locos que, sin venir a cuento, mientras tú paseas tranquilamente, te gritan como unos energúmenos "¡tía buena!", "¡te lo comía toh'!", entre otras cosas en coche, etcétera. Y claro, tú no sabes si recibir eso como un halago o como una muestra de que te persiguen o algo. Yo, lo único que hago es reírme y tomármelo a bien, pero sinceramente es una forma estúpida de entrar a alguien, jajaja.


Tampoco podían faltar aquellos chicos y chicas que, a la hora de entrar a una persona se ponen a hablarte como si te conociesen de toda la vida. Que te cogen por los hombros y todo y te intentan comer la oreja para ver si tú también eres un presa fácil que llevarse a la cama (que pena, porque conmigo no lo van a conseguir, jajaja). O aquellos que se ponen a contarte mil y un milongas distintas, siempre intentando parecer quienes no son, y que para esa persona están conectadas, pero que tú sabes reconocer desde el primer instante que su historia de conquista tiene más cables sueltos que otra cosa.
O el que, aunque le hayas regalado ya una península igual de grande que España llena de calabazas, te sigue insistiendo y tú lo único que quieres es salir huyendo para que te dejen en paz, o el que te entra sin conocerte, diciendo como segunda frase, siendo la primera "hola", "¿quieres salir conmigo?" con un tono de desesperación que asusta.

Sin embargo, el que se gana el podio del "quita, bicho", es aquella persona que se hace tu amigo, y que a la semana de conocerte, o incluso ya saliendo con esa persona, te suelta "te quiero". ¡No! ¡No hagáis eso! Me ha pasado muchas veces que conozco a un chico y al día siguiente ya me dice: "te quiero", y lo que hago, aún jodiéndome, es alejarme de esa persona, porque ni quiero hacer daño a esa persona, ni que se piense que yo quiero algo más. 

¡Porque las cosas tienen que surgir, y no forzarse! Todo a fuego lento sabe mejor, ¿o no? Me gustaría saber, como siempre, vuestra opinión y si alguna vez os ha ocurrido alguna de estas cosas, ¡así que ya sabéis donde comentármelo! Un beso, y no os olvidéis de votar en la encuesta semanal.

Te gustará también

1 comentarios

  1. Las imàgenes de Sheldon y el GIF de Steve Carell son las mejores. Ahora, yendo al post directamente: te doy la razòn. Como hombre, sè que actualmente esto es ligar (quizà hace años tambièn se hacìa asì..) y yo simplemente me quedo anonadado por tal muestra salvaje. Quizà como yo no soy de ligar (ya sabràs esto) me parece que es asì de fatal; por otra parte, creo que algunas chicas se dejan ligar con este "mètodo" (si es que puede llamàrsele asì) y luego no entiendes nada de nada...

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!