MATILDA: EL MUSICAL

¡Hola chicos! Qué raro se me hace subir un día sí y otro no, y no subir un post todos los días como había ido haciendo hasta ahora. Pero bueno, ya me acostumbraré.

Hoy os quiero recomendar una cosa que me gustó muchísimo y que está muy relacionada tanto con el teatro, como con la música, y es el musical de Matilda. He de decir que nunca había asistido antes a ver un musical de verdad, aunque sí que he llegado a protagonizar uno de pequeña del que me acuerdo y me da vergüenza, pero eso es un asunto a parte. Y la verdad es que no me lo esperaba en absoluto.

Antes de nada, os pongo en situación: el año pasado, por primera vez en mi vida, viajé fuera de España sola siendo menor de edad a Londres con mi primo, y la experiencia fue increíble (no tengo ninguna duda de que quiero volver allí), y lo fue aún más con todas las sorpresas que mi primo me había preparado en la capital del país anglosajón. Entre todas ellas, me llevó a ver este musical, y ojalá hubiera ido antes.

Londres es, al igual que en la Gran Vía de Madrid, la ciudad de los musicales. Vayas donde vayas hay un musical, y quién me iba a decir que perdido entre todas las calles de Londres estaría el teatro donde pasaría unas horas increíbles.



El musical de Matilda está basado en la famosa película de Matilda, que también os recomiendo ver. Es un must en la infancia de todas aquellas personas que nacimos en los 90. Y claro, si te has visto la película, cuando ves el musical te das cuenta de que es igual y que no han cambiado nada de nada de esa película tan mágica.

Nada más entrar en la sala de teatro, lo que más te sorprende es el escenario. Es un conjunto perfecto de cubos de colores que parecen caerse hacia el público, con palabras escondidas entre esos cubos con letras, con los cuales me entretuve bastante en los descansos. Además de estar muy bien preparado, porque parecía que el suelo tenía dibujos con más cubos, pero resultaba ser también decorado que salía del suelo.

Pero fueron los actores, para mi sorpresa, los que más me sorprendieron y gustaron, porque eran niños pequeños sobretodo (también había adultos y adolescentes)  desde 8 años a 14 más o menos calculo, que se habían aprendido el guion de memoria, actuando, cantando, bailando, etcétera, de una manera tan coordinada y perfecta que me hacía aplaudir siempre que podía.


Los efectos especiales son también un gran punto en este espectáculo. Nunca te esperas de donde van a salir las cosas, ya que ¡incluso salían cosas donde se sentaba el público! Una maravilla.

En cuanto a la decoración, era magnífica. Era poca, pero muy necesaria, llenando el escenario y dando pleno protagonismo a los actores del musical. Además de que cada escenario se correspondía perfectamente con los de la película.





Sin embargo, hubieron dos cosas que no me gustaron del espectáculo, pero de los que no tienen culpa: la primera fue que no entendí ni papa. Y eso que yo sé inglés y me encantan las lenguas, pero como hablaban muy rápido con ese tan complicado acento de entender, captaba cosas sueltas. Menos mal que ya me había visto la película, porque sino no hubiera entendido nada de lo que veía. Y la segunda cosa fue una niña. ¿Del espéctaculo? No, una niña del público. Resulta que se me sentaron detrás unas niñas pequeñas (14 años, más o menos calculo), y la que tenía detrás mía se puso a pegarme patadas durante todo la obra, por lo que fue un poco incómodo. Al final le dije, con caras de esas de "te sacaré los ojos con un tenedor" y con un buen cabreo en el cuerpo "You are very impolite!" (¡eres muy maleducada!), y me fui. Pero por lo demás fue genial.

Os dejo, antes de terminar, un pequeño tráiler del musical (está en inglés).


Por lo tanto, Matilda es un musical en el que todo es sorprendente, y que te dejará con las manos rojas de tanto aplaudir y con la boca abierta, con muchas muchas ganas de más.

¡Y eso es todo por hoy! Espero que os haya gustado, y si habéis ido a Londres y visteis este musical, ¡contadme qué os pareció! Un beso.

Te gustará también

1 comentarios

  1. Ya sabes que amo el teatro y esta es una de las pelis de mi infancia, así que me muero de ganas de verlo.
    Un beso :)

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar! Y siempre, siempre, desde el respeto.
Cada comentario que hagáis será respondido lo antes posible, incluso si es una pregunta.
¡Vuestra opinión es muy importante para mí! Eso me ayudará mucho a crecer.
Y recordad que cualquier tipo de spam será borrado, ya que el blog tiene su propio espacio dedicado para estas cosas: la página de afiliame/afiliados.

¡Un beso!